Cómo funciona y cómo usar un medidor láser

Medir longitudes y distancias es una tarea que cada vez es más fácil de realizar, mucho más en estos tiempos en los que la tecnología hace casi todo por nosotros, tal es el caso de un medidor láser, que realiza hasta las mediciones más complicadas en solo un tronar de dedos y con la mayor exactitud y precisión posible.

Aunque nos de nostalgia dejar de lado las tradicionales cintas métricas o el metro, no hay dudas de que estos medidores láser cuentan con una serie de prestaciones que los hacen sencillamente un infaltable en nuestra caja de herramientas.

Bien sea para medir pequeñas distancias o para calcular un área entera, los medidores láser lo hacen sin problemas.

¿Quieres conocer más detalles de esta herramienta? Sigue leyendo este artículo y entérate de las razones por las cuales no debes dejar de tener uno.

¿Cómo funciona un medidor láser?

Un medidor láser es una herramienta que se usa para medir distancias, pero que a diferencia de la tradicional cinta métrica, es digital y emplea un haz de luz láser que se proyecta desde el dispositivo hasta el punto donde se quiere obtener la medición.

La distancia es calculada electrónicamente por el dispositivo, de acuerdo al tiempo que tome la luz láser en salir del medidor y llegar al objetivo; la misma es visualizada a través de la pantalla integrada en la herramienta digital.

Características principales del medidor láser

La característica más relevante de un medidor láser es su precisión, la que supera por mucho al uso de las cintas métricas tradicionales, esto se debe a que ofrecen un margen de error mínimo que de acuerdo a la marca y el modelo varía, pero que por lo general es de escasos ±2 mm.

Otro aspecto maravilloso, es que este tipo de medidores logra abarcar mucha más distancia, teniendo alcances que van desde 15 metros hasta 250 metros, convirtiéndose en la herramienta ideal para trabajos en casa o para imponentes construcciones.

Asimismo, la versatilidad y comodidad que ofrece este dispositivo es excepcional, ya que no solo se pueden medir grandes distancias, sino que también hace triangulaciones, el cálculo de áreas o volúmenes, medición de 2 puntos, medición de altura y medición doble de alturas.

Por otro lado, la herramienta cuenta con una memoria que almacena las mediciones tomadas para poder consultarlas y a través del cable USB se pueden descargar en el ordenador.

Partes de un medidor láser

Las partes de un medidor láser varían en función del fabricante y del modelo, pero en esencia comparten partes fundamentales:

  • La pantalla.
  • Botón de encendido/apagado.
  • Botón de luz láser.
  • Botón de modo de medición.
  • Botón de medición.
  • Botón de medición de área, volumen o indirectas (según la marca y el modelo).
  • Botón de suma.
  • Botón de resta.
  • Botón de sistema de unidades de medición.
  • Botón de memoria.

¿Cómo usar un medidor láser correctamente?

El uso de esta herramienta es una de las cosas más sencillas que harás en tu vida, además de que el tiempo que se invierte es mínimo y los resultados son asombrosamente precisos.

A continuación unas recomendaciones para usar el medidor láser correctamente:

Medición directa

Es la medición de longitud que se hace comúnmente, se efectúa en línea recta y es la más fácil de realizar:

  1. Coloca el medidor láser en el lugar desde el cual quieras comenzar a realizar la medición. La mayoría de los modelos actuales incorporan un nivel para conseguir que el medidor esté posicionado correctamente en horizontal y así garantizar la precisión.
  2. Con el haz de luz láser y la guía, traza la distancia hasta el objetivo donde necesites realizar la medición.
  3. Una vez establecida la distancia presiona el botón de medición, para indicar que quieres conocer la medida, la cual se reflejará automáticamente en la pantalla del dispositivo.

Medición indirecta o triangulación (incluida en diferentes modelos)

Esta medición también es fácil de realizar, sin embargo al principio puede ser un poco difícil. La triangulación consiste el conseguir uno de los lados de un triángulo rectángulo, es decir, cuyo ángulo sea de 90°, por lo que para realizarla es necesario crear este ángulo.

Los modelos que incluyen la función de triangulación cuentan con 2 formas de medición

Medición de 2 puntos para obtener la longitud entre ellos

  1. Ubica el medidor láser de manera que se alinee con una de las esquinas de los puntos que quieres medir, para así crear un ángulo recto (90°).
  2. Realiza una primera medición en diagonal (hipotenusa del triángulo), la cual parte del lugar donde se encuentra ubicado el medidor hasta la altura deseada.
  3. Luego realiza una segunda medición, la cual parte del lugar desde donde se encuentra ubicado el medidor con el fin de formar el cateto adyacente del triángulo rectángulo.
  4. El medidor láser calculará la distancia buscada (cateto opuesto) y la reflejará en la pantalla.

Medición de 3 puntos para obtener la longitud entre ellos

  1. Ubícate con el medidor láser en el medio de la distancia que quieras medir.
  2. Sin moverte debes realizar 3 mediciones.
  3. La primera medición es en diagonal, desde donde te encuentras ubicado, hasta uno de los extremos (se formará una hipotenusa).
  4. La segunda medición es una línea recta desde donde te encuentras ubicado y se traza para formar el catete adyacente de un triángulo rectángulo.
  5. La tercera medición también se hace en diagonal, desde donde te encuentras ubicado, hacia el otro extremo, para formar otra hipotenusa.
  6. El medidor láser calculará la distancia buscada (cateto opuesto) y la reflejará en la pantalla.

Razones para comprar uno

Si todavía no te has convencido de comprar un medidor láser, te invitamos a que mires las siguientes razones por las que no debes dejar de tener uno:

  • Son duraderos, versátiles, funcionales, precisos y rápidos.
  • Con un medidor láser se pueden medir largas distancias, grandes áreas y superficies, hacer triangulaciones y calcular volúmenes en cuestión de pocos segundos.
  • Según el modelo y la marca, abarcan distancias de hasta 250 metros.
  • Arroja medidas exactas y precisas, reduciendo el margen de error, lo que es ideal tanto en mediciones cotidianas como en grandes trabajos de construcción o arquitectura.
  • Representan una optimización del tiempo, ya las medidas se consiguen con gran velocidad.
  • No es necesario que realices la anotación de las medidas, ya que el medidor las almacena en su memoria para que puedas consultarlas, además las puedes descargar a tu ordenador por medio del cable USB.
  • Hace sumas y restas en pocos segundos para que puedas obtener las medidas totales.
  • No necesitas ayudante para que sostenga el otro extremo, debido al haz de luz láser.
  • La iluminación no será un problema, por lo que puedes realizar medidas a cualquier hora del día sin que la precisión se vea afectada.
  • Puedes medir del piso al techo, sin peligros, sin ayudantes sin escaleras y con exactitud.
  • El haz de luz láser supera los obstáculos que se interponen entre el medidor y el objetivo.
  • Son portátiles y muy fáciles de usar.

Sin lugar a dudas, un medidor láser es una herramienta que facilita las mediciones de todo tipo y garantiza la exactitud de las medidas, al mismo tiempo que representa un ahorro de tiempo, razón por la cual la cinta métrica tradicional ha sido desplazada.